Ruptura del turbo causado por sobrecalentamiento

Ruptura del turbo causado por sobrecalentamiento

Ficha informativa “Los asesinos del turbo”

Esta es una de la serie de fichas informativas sobre las diversas causas de ruptura de los Turbocompresores de Diesel Levante.
Protege tu reputación profesional y tu trabajo, asegúrate de leer atentamente

¿Cómo una obstrucción de la descarga puede dañar un turbo?
Los turbocompresores son proyectados y construidos para poder trabajar a un régimen superior a las 250.000 revoluciones por minuto y resistir a temperaturas de 950°C.
La tolerancia de los componentes al interno de los turbocompresores pueden ser de apenas 4 micron: una cantidad equivalente a una partícula de polvo y 17 veces inferior a un cabello humano.

En dichas condiciones, la obstrucción incluso parcial del catalizador, del DPF/FAP, produce un retorno de los gases de descarga al interno del turbocompresor que lo puede dañar por un aumento de la temperatura al interno del Turbocompresor.

El aumento de la temperatura por encima de los límites de tolerancia para las cuales han sido diseñados los componentes producen:

1. DILATACIÓN DE LOS MATERIALES con el consecuente desequilibrio de los ejes de rotación y la ruptura.

2. PÉRDIDA DEL PODER DE LUBRIFICACIÓN DEL ACEITE que cambia su estado físico y su densidad, causando la ruptura por una insuficiente lubrificación o contaminación

3. ATASCO O RUPTURA DE LA GEOMETRÍA VARIABLE

Prevenir la ruptura de un turbo causado por el Sobrecalentamiento:

• Controlar Catalizador/FAP : Controlar los valores de la presión diferencial con un instrumento di auto diagnosis; no deben superar aquellos de referencia de la compañía matriz. De ser el caso sustituir o regenerar el catalizador/FAP

Es conveniente que la presión al ingreso del FAP no supere los 0,3 bar